viernes, 18 de abril de 2014

Ahora pagas tú

La comunidad de becarios se ha quedado estupefacta al ver, casi a finales de curso, como la cuantía variable de su beca no es para nada lo que esperaban. Como podemos ver estos días, la preocupación en distintas redes de internet se hace notar, como también la impotencia de los estudiantes y las familias de los mismos. Sin embargo, como bien sabrán ya la mayoría, no se trata de un hecho aislado, sino que es una más de las fatídicas noticias que durante este año han derivado del MECD y su nuevo sistema de becas. Todas las medidas tomadas por el ministerio solo causan más dificultades a los estudiantes de familias trabajadoras, que son quienes más sufren los golpes dados por el gobierno. 

Propaganda contra el tasazo y las becas.
La odisea con la que han estado cargando este año los becarios españoles comenzó con el anuncio de un nuevo y “revolucionario” sistema de becas, con el cual según el ministerio se beneficiarían las rentas más bajas y las notas más altas, junto a un aumento del presupuesto destinado a becas en un 4,38%. La idea general que este sistema ha intentado dar, no es sino la de un nuevo sistema de repartición que, a costa de perjudicar a un gran número de becarios que no cumplían con los nuevos requisitos impuestos, aumentaría la cuantía de quienes en teoría están más necesitados de ese dinero. No obstante, las grandes protagonistas de este sistema de becas son la parte fija y la parte variable. Estos nuevos conceptos introducidos durante este curso, han sido objetivo de sospecha desde la publicación del BOE, pues mientras que la primera cuantía de la beca (parte fija) estaba perfectamente establecida, la variable se calcularía mediante una compleja fórmula donde se incluye, entre otras cosas como la nota media, el presupuesto sobrante después de repartir las partes fijasEn un principio se esperaba un primer pago que incluiría la cuantía fija (1500 o 3000 euros) y el 50% de la parte variable, para repartir la segunda parte de la misma en un pago posterior. Fue entonces cuando a finales de diciembre, en medio de un gran retraso en la resolución de becas, comenzaron a llegar los primeros pdf de resolución donde únicamente se incluía la parte fija de la beca, supuestamente por problemas para calcular la variable sin haber resuelto todas las becas. Este primer batacazo se agravaría más en los meses posteriores, donde a día 15 de Abril (fin del plazo para la resolución de la parte fija) aun existe becarios que no ha recibido ese primer pago.

A las tardanzas en las resoluciones, los ingresos a cuenta gotas, la barbaridad de fallos en la resolución que ha llevado a numerosas alegaciones y a la falta de información por parte del ministerio, se le suma a día de hoy la mayor muestra de un sistema de becas fallido, y es que muchos becarios han visto casi a final de curso como el total de su beca ha sido, en algunos casos, 2000 euros inferior al total de su beca en el año anterior. Todos los becarios han visto disminuida su beca en una cantidad considerable respecto al anterior curso, con excepción de quienes tienen más altas rentas y han obtenido las notas más bajas permitidas, habiendo visto aumentada su beca unos cientos de euros y contradiciendo totalmente lo que decía el ministerio a principio de curso.


En definitiva nos encontramos ante el panorama más negro que ha vivido nuestra comunidad de becarios. El nuevo sistema de becas ha demostrado ser totalmente ineficaz en todos los sentidos. Si tras la publicación del nuevo sistema de becas se ha dado la exclusión de muchos estudiantes debido a los nuevos requisitos, a día de hoy podemos hablar de cómo muchos estudiantes, aun perteneciéndoles beca, se han visto seriamente perjudicados a la hora de poder continuar sus estudios, debido a las tardanzas excesivas y a los problemas posiblemente derivados de haber aplicado un nuevo sistema sin la suficiente planificación y formación de los funcionarios, provocando una gran confusión a distintos niveles. Por último, el gran descenso de las cuantías manifiesta un fallo garrafal a la hora de establecer los criterios para repartir tales cuantías. A esto deberíamos de sumarle también el problema que esto ha supuesto para los becarios, quienes han estado durante todo el curso contando con el futuro ingreso de una cuantía similar a la del año anterior.

Lo ocurrido este año es algo que no se puede volver a repetir, siendo necesaria no solo la movilización y reclamación de los estudiantes como principales afectados, pero también de todos los grupos que integran nuestro sistema educativo, debido a que esto supone un nuevo problema mayúsculo en el mismo, pues  es necesario que los becarios reciban unas cuantías suficientes para seguir estudiando y repartidas de forma más correcta, que estas cuantías se repartan lo antes posible y que cada estudiante pueda prever de forma aproximada el dinero del que dispondrá durante el curso y cuando, pues tanta inseguridad para el estudiante es inaceptable. Estas medidas sólo han venido a perjudicar todavía más a los estudiantes procedentes de familias trabajadoras.

Resulta vital por tanto que nuestro sistema de becas responda ante una serie de criterios que le hagan cumplir su función de la forma más eficiente posible, es decir, asegurando que los estudiantes pertenecientes a la mayoría social puedan estudiar dignamente. Cabe mencionar además a la comunidad de becarios Erasmus, quienes este año sufrieron también de la irracionalidad que ha estado manifestando el ministerio. Cabe destacar que, aun siendo todo esto calculado y fruto de la malicia del y la incompetencia del ministerio, resulta vital que esto no se vuelva a repetir el curso que viene, para ello es necesaria la unidad en el movimiento estudiantil que nos de la fuerza suficiente para reclamar lo que nos pertenece.

Por último nos gustaría agradecer a dudasbecasmec por haber estado durante todo el año informando y mitigando el caos que se ha dado durante el curso a través de la red, junto a ellos también se agradece la colaboración que se ha desarrollado entre estudiantes en el foro elotrolado con el objetivo de informar y ayudarnos mutuamente alrededor de toda España. Finalmente también nos gustaría destacar el trabajo realizado por la recientemente formada plataforma de afectados por las becas, quienes han estado trabajando sobre todo por llevar esto a los medios de comunicación y denunciar lo que está ocurriendo. Poco a poco los estudiantes nos hemos ido cansando más y más de la situación, desgastando nuestra motivación y nuestras energías que deberían estar centradas en el estudio.


Desde el Frente Estudiantil Universitario estamos comprometidos en la lucha para defender los derechos de los estudiantes y la igualdad de oportunidades, haciendo a su vez un llamamiento para la unión de la comunidad educativa en la búsqueda de estos objetivos. Creemos que es necesario la creación de un frente común contra las medidas del ministerio que atacan la educación pública, el contexto y la situación, exigen que este frente esté ahora centrado en la supresión, reducción y mala gestión de las becas. Para la formación de este frente el conjunto del estudiantado de todo el estado debe recurrir al sindicato u organización estudiantil de allá donde estudie, así es como se organizará mejor una respuesta conjunta de todo el estudiantado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario