miércoles, 9 de diciembre de 2015

Censuran debate estudiantil por las elecciones a claustro.

Después de recibir la invitación  por parte del Círculo de Estudiantes de hacer un debate con el resto de agrupaciones que se presentan a las elecciones al claustro para el 9 de Diciembre y de su posterior cancelación, desde el FEU expresamos lo siguiente:


En primer lugar, nos parece lamentable que la Junta Electoral cancele el debate basándose en que quien lo convoca no “está registrado”, lo cual no nos consta que sea requisito y en caso de serlo, continúa siendo lamentable el hecho de censurar el debate y no de facilitar el mismo para esclarecer qué posturas defiende cada agrupación.



En segundo lugar, y aunque era previsible, criticamos el hecho de que otras agrupaciones ya hubiesen rehuido el debate antes incluso de que se cancelase. Y no solo eso, sino que comunicasen a las organizadoras del mismo que el FEU tampoco estaba dispuesto a participar. ¿Por qué creemos que lo hicieron? -Obviamente porque saben que tienen poco que decir dado lo poco que han aportado desde el Consejo de Estudiantes.

En tercer lugar, dado que no tenemos nada que esconder y no huimos del debate, damos a conocer una postura muy resumida sobre los puntos o los principales tópicos que se nos achacan.

-Politización de la educación en la UA:
La imagen de lo que significa participar en política está muy degradada consecuencia de los numerosos casos de corrupción, enchufismo… tan extendidos por los partidos del poder. Nosotras entendemos la militancia o actividad política de otra manera, es por ello, que tanto si ganamos o perdemos las elecciones al claustro no dejaremos de seguir participando en la política del día a día, como lo hemos estado haciendo, las elecciones al claustro a diferencia de otras agrupaciones que buscan su particular su trampolín hacia la política profesional o beneficio personal, no son sino otro espacio donde participar y hacernos oír. Porque recordemos que la política va más allá de que alguien que tu votes decida por ti, por ello, hacemos asambleas semanales en las facultades tratando los problemas que surgen, cambiando y mejorando todo lo que podemos.
En cuanto a la politización de la educación, es un hecho que el Gobierno reforma tras reforma está demoliendo la educación pública mediante su privatización al mismo tiempo que introduce los cambios para facilitar esas privatizaciones en los planes de estudio. Nosotras por el contrario intentamos despertar el espíritu crítico planteando alternativas y haciendo frente a las privatizaciones.

-Alternativas 3+2:
Queremos una Universidad en la que los intereses prioritarios para la oferta de Grados y la composición de los Planes de Estudios no obedezcan a demandas mercantiles. Mercantilizar la Universidad significa que los intereses de las grandes empresas son prioritarios a los intereses sociales de las personas. Mientras sean las grandes empresas las que demanden más plazas para unos Grados que para otros, o efectúen cambios en el contenido de los Planes de Estudio, la Universidad seguirá siendo formación empresarial, es decir, un reproducción de la estructura mercantil individualista y competitiva (actual modelo Campus de Excelencia). En nuestra opinión la Universidad debe ser un lugar donde se fomente el pensamiento crítico y creativo, a partir de la cooperación en proyectos de investigación de una gran diversidad de materias y desde un enfoque multidisciplinar (modelo Campus multidisciplinar integrador y cooperativo). Así, la Universidad será el espacio donde se analicen las necesidades del mundo laboral y será la población universitaria quien demande la oferta de plazas en los grados y la composición de los Planes de Estudio.
Universidad gratuita. El durísimo encarecimiento del crédito en estos últimos años ha generado la siguiente realidad: hay personas que no pueden estudiar por causas económicas. Creemos que la situación económica de las personas jamás debe de ser un impedimento para su formación académica y profesional. El incremento está siendo dramático ya que el precio del crédito desde el año 2008 ha aumentado un 94% para el crédito en primera matrícula, un 208% para segunda matrícula y un 379% para tercera matrícula. La formación gratuita se sostiene en torno a tres medidas: En primer lugar, que empiece siendo gratuita para aquellas personas con mayores dificultades económicas, ampliando los criterios de concesión de becas. En segundo lugar, solo se contratará a profesionales comprometidos con la docencia y la investigación y solamente accederá un alumnado comprometido con su aprendizaje y con la investigación. Por último, se deben incentivar los proyectos de investigación, de los que venimos hablando, para generar riqueza en los saberes y la economía de la Universidad; el primer paso es ampliar el número de becas para estudios de doctorado, especialmente en Ciencias Sociales.
Los Grados deben tener un carácter profesionalizante. Existen dudas sobre si los Grados que se impondrán con el modelo “3+2” serán profesionalizantes, como lo son todos los Grados en el actual modelo, o será necesario obtener un título de Máster para poder acceder a un trabajo profesional. Además la dependencia de un Máster encarece gravemente la formación, puesto que el precio del crédito en el Máster es, fácilmente, el doble que en los Grados.
Mayor libertad para la composición de los Planes de Estudio. En el anterior modelo de Universidad (LOU 6/2001) se otorga una mayor libertad en la elección de asignaturas, es decir, existía una mayor oferta de asignaturas optativas y la elección de asignaturas de cualquier titulación para los créditos de libre elección. Como explicamos anteriormente, pensamos que debe ser la población universitaria en su totalidad la que de contenido a la Institución; empezando por la participación activa del alumnado en la construcción de sus Planes de Estudio y promoviendo un mayor enfoque multidisciplinar. La realidad más dramática es que el estudiantado no tiene casi influencia en el contenido, ni en la forma, de sus Planes de Estudio. Pensamos que la universidad, a parte de reformar el actual sistema de representación del alumnado y las competencias del Claustro Universitario, debe promover los debates estudiantiles sobre los Planes de Estudio.
Mayor flexibilidad en los tiempos y horarios establecidos para el alumnado. La obligatoriedad de la asistencia a las clases, así como una existencia mayoritaria de trabajos a corto plazo (prácticas semanales), hacen del día a día del estudiantado un proceso cerrado a las horas lectivas y al tiempo dedicado para la elaboración de trabajos a corto plazo. En nuestra opinión, la Universidad también debe ofrecer tiempos para que el estudiantado se forme por iniciativa propia en jornadas, mesas redondas, debates… y pueda organizarse en colectivos estudiantiles para contribuir a la sociedad. Pensamos que el actual modelo impone una estructura rígida en los tiempos del estudiantado.
Priorizar el aprendizaje por proyectos de investigación. Sobre el papel la Estrategia Universidad 2015 prometía un aprendizaje activo desde la experiencia, mayor peso de las prácticas en la evaluación. Sin embargo, las prácticas se han convertido en ejercicios teóricos y casi no se llevan a cabo proyectos de investigación y de conocimiento aplicado. Creemos que en el Grado el alumnado debe empezar a investigar su entorno desde el campo de conocimiento que estudie, para elaborar proyectos multidisciplinares de investigación y de conocimiento aplicado que tengan efectos reales y beneficiosos.
Formación en igualdad obligatoria para toda la población universitaria. Sensibilizarse con las personas que nos rodean y con aquellas que viven lejos, es hacer uso de nuestra libertad para fomentar el respeto y la empatía como valores necesarios. La Universidad, como ese espacio donde se estudia la sociedad y el entorno, debe esforzarse por incentivar la cooperación de toda su población para ejercer cambios reales que acaben con las desigualdades sociales, tanto internas como externas.

-Universidad y empresa:
A menudo se le achaca al FEU que con lemas como “Fuera Empresarios de la Universidad” vamos mal encaminados en cuanto a que las empresas han de estar lo más cerca de la Universidad con el fin de facilitar la incorporación de l@s estudiantes al mercado laboral más fácilmente.
Sin embargo, con el lema “Fuera Empresarios de la Universidad” nos dirigimos a aquellos que pretenden que la universidad esté al servicio de la empresa, aquellos que ven que la universidad únicamente como un sitio donde saber lo justo y necesario para poder desempeñar bien tus tareas en tu puesto de trabajo el día de mañana. Pero no solo eso, sino que con consignas como esa, damos a conocer que haremos frente a las condiciones de precariedad y explotación que se nos imponen desde ellas. Sin ir más lejos Carlos Slim, una de los más ricos del mundo que vino a visitar la UA invitado por el rector junto con otros magnates el pasado mes de octubre, planteaba trabajar “tres días a la semana a razón de 12 horas por día y hasta los 75 años” (fuente portada Diario Información 17/12/2015).

-Acciones por el estudiante.
Desde el FEU tenemos una serie de cuestiones para plantearlas en el claustro. Esto engloba desde medidas partículas o concretas de diferentes carreras o facultades a grandes objetivos en el ámbito estatal.

Queremos que en el claustro se nos escuche y se conozcan las problemáticas reales del alumnado, es decir, eso que te afecta a ti como alumno o alumna día a día en nuestra universidad. Os presentamos algunas de nuestras propuestas:

·         El B1 gratuito. A día de hoy en la UA supone un gran costo presentarse al examen de este  título obligatorio, mayor aun si se necesitan clases de inglés. Desde el FEU tenemos alternativas reales para este problema. Solo se necesitaría la colaboración de la universidad, la cual podríamos conseguir por medio del claustro.

·         La creación de un nuevo protocolo contra el acoso sexual, para que las mujeres de nuestra universidad no se vean discriminadas por su sexo y poder garantizar una igualdad real en la UA.

·         La abolición del actual Estatuto del Estudiante y creación de uno nuevo que realmente defienda nuestros derechos y que suponga un apoyo para las reivindicaciones del alumnado y no una piedra en el camino en la lucha estudiantil.

·         Garantizar que las empresas que entren a la universidad ofrezcan unos servicios de calidad a un precio razonable y que no se base exclusivamente en el beneficio económico a costa del estudiantado.

·         Ofrecer a los alumnos la posibilidad real y práctica de cursar sus estudios en ambas lenguas oficiales en el territorio. Cosa que teóricamente ya debería ser así, pero en la práctica no lo es para nada.

·         Eliminar las incompatibilidades de asignaturas en algunos grados, como en el Grado de Trabajo Social o en el Grado de Arquitectura. Esto supone un costo de dinero y de tiempo al alumnado de estas carreras, cosa que se podría solucionar fácilmente con una reestructuración y un ligero cambio normativo, en el que se vería beneficiado el estudiantado, como ya ha ocurrido con otras carreras en las que también existía este problema.


¿Tienes alguna propuesta/sugerencia/crítica al FEU? ¡Háznoslo saber por aquí o en la asamblea de tu facultad! ¡Las asambleas son abiertas a todo el mundo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario