martes, 28 de octubre de 2014

Crónica de la jornada de huelga del 23 de octubre

Desde hace años, la educación pública está sufriendo un intenso proceso de deterioro favorecido por la actitud anti-servicios públicos de los diferentes gobiernos. Los recortes aplicados, los sufrimos en nuestro día a día como estudiantes. Medidas como la subida de tasas y la reducción de becas generan la expulsión de miles de estudiantes de las universidades negando su derecho a la educación. Para defender la educación pública el Frente Estudiantil Universitario (FEU) convocó movilización en la mano el día 22, y huelga el jueves 23 de octubre.

Asamblea previa a la huelga en FyL.
A las 8 de la tarde del miércoles 22 de octubre, nos reunimos en la facultad de Filosofía y Letras para organizar la huelga del día siguiente. Debido a la comunicación que hubo los días anteriores, se decidió mandar un breve comunicado a vicerrectorado diciendo que íbamos a estar en dicho edificio. Rondaban las 9 y media cuando a la planta donde nos situábamos llegaron vigilantes de la seguridad interna de la UA, quienes nos comunicaron que nos debíamos identificar para poder permanecer en el edificio. La postura fue negativa a identificarse, ya que esto podría suponer represalias y listas negras hacia los estudiantes organizados. Uno de los argumentos por los que podíamos permanecer es el correo electrónico que se le envió a vicerrectorado, pero para ellos esto no suponía nada.

Policía Naional entrando a la UA a la 6:00h
La situación se volvía más complicada conforme llegaban más vigilantes de seguridad. Desde un primer momento mostraron un carácter agresivo, y sus amenazas de llamar a la policía iban encaminadas a hacer mella en los compañeros y las compañeras, cosa que no consiguieron, ya que la llegada de más militantes y las buenas noticias por parte del decano de la facultad, quien no puso problema alguno al uso de la facultad de letras para dormir, calmaron el ambiente.

Cuando estábamos la mayoría del FEU y SEPC dio comienzo la asamblea donde comentamos todo lo sucedido horas antes y determinamos la estrategia a seguir en las horas siguientes y el día de la huelga. Todo tratado ya, nos encontramos con estudiantes de Publicidad que grabaron un vídeo sobre todo lo sucedido en estas jornadas de lucha. Tras esto cada uno fue a las aulas a intentar conciliar el sueño.

Suenan los despertadores y toca ponerse en marcha. Ha sido una noche tensa y las caras de sueño son evidentes, pero comienzan a llegar más compañeras y compañeros. Nos reunimos a la entrada del edificio de Letras y salimos hacia las diferentes entradas de la Universidad.


Piquetes informando a la entrada de la UA.
En la puerta de la Autovía y en la puerta de San Vicente (frente a Villa universitaria) nos encontramos con que los vigilantes de seguridad nos impiden colocar el material necesario en las puertas de entrada para redirigir y concentrar a los estudiantes en otras puertas y así informar mejor. 

El ambiente se tensa sobretodo en la Autovía donde debido a esta negativa y al carácter agresivo de los vigilantes, una compañera recibe un golpe en la rodilla. Poco tiempo después la Policía Nacional entra en el campus de la UA, pero lamentablemente no toma nota de la agresión al piquete y se dedica molestar a los compañeros. Mientras tanto en la puerta de San Vicente se opta por realizar una sentada en la entrada. 

Las trabajadores y los trabajadoras acceden a la Universidad sin ningún tipo de impedimento. En torno a las 8 de la mañana no hay ningún obstáculo que impida la circulación de vehículos en ningún punto de la Universidad. En todas y cada una de las puertas se procede a informar a vehículos y alumnos a pie que quieren acceder al campus. El ambiente es animado, se reparten panfletos y se cantan consignas.

Policía Nacional dentro del campus de la UA.
Este es el caso de la puerta de la mano y la de la autovía, las principales de la Universidad, donde se informa sin ningún incidente. Tanto en la autovía como en la mano, compañeras suben a los buses a explicar los motivos de la huelga mientras otros compañeros informan a la gente de los coches o a estudiantes que acceden al campus andando. Cabe destacar que la mayor parte de los buses, así como transportes públicos iban casi vacíos. 

Es ya bien entrada la mañana cuando se producen los incidentes. La policía decide entrar en la universidad porque los piquetes se hallaban informando al tráfico interno de la UA al lado de la entrada del tram, junto a la puerta de la mano. Recordemos que sólo rectorado puede permitir entrar a la Policía dentro de la Universidad, la seguridad interna de la UA y la Policía Nacional tuvieron en todo momento una actitud provocativa, llegando al colmo del absurdo, cuando multaron (dentro de la universidad) a un miembro del piquete por cruzar la carretera por el carril de salida. El resto de la mañana transcurre con normalidad, no se impide la entrada a ningún vehículo, y se informa a todo el alumnado y a algunos profesores del día de huelga y de los motivos de esta.

Asamblea antes de la manifestación.

Bloque del FEU-FEPV durante la manifestación.
Tras la mañana de piquetes celebramos una asamblea donde decidir sobre los siguientes pasos a seguir más allá de la huelga y sobre la manifestación en defensa de la educación pública de esa misma tarde. Finalmente se acordó acudir en bloque a la manifestación de la tarde, a la que acudieron cerca de 2000 personas entre organizaciones estudiantiles de la provincia (FEPV, FEU, CEA, SEMH, SEPC) Plataforma en Defensa de l’Ensenyament Públic y fuerzas políticas de la ciudad. La manifestación sirvió para unir y reforzar los lazos entre trabajadores y estudiantes del ámbito de la educación. La manifestación fue convocada con el objetivo de luchar contra la LOMCE y la subida de tasas universitarias que este año han expulsado a decenas de miles de estudiantes universitarios en todo el estado. En la protesta, además de consignas como ‘la uni no se vende, se defiende’, ‘front d’estudiants al país valencià’,  ‘obreros y estudiantes, unidos y adelante’o ‘fora empresaris de la universitat’ , esta vez se escucharon  nuevas consignas como ‘Manuel palomar no nos vas a parar’ o ‘no tenemos miedo’, en alusión a la represión durante la jornada de huelga por la mañana en la UA.

Finalmente podemos dar una visión positiva de la Huelga, ya que una gran parte de los alumnos que no asistieron a clase y los que lo hicieron fue por la coacción de los profesores mediante la imposición de exámenes o clases/prácticas obligatorias. Prueba de ello fue que numerosas clases solicitaron piquetes móviles para defender el derecho de aquellos que quisieran hacer huelga. Por último creemos que ha quedado demostrado que el alumnado de la Universidad de Alicante no tiene derecho de Huelga, puesto que Rectorado ha estado presionando a las facultades para que no se pudiesen cambiar las prácticas o exámenes obligatorios y forzando a los vigilantes de seguridad a tomar medidas agresivas contra los estudiantes que querían hacer huelga. En este sentido cabe decir que continuaremos siendo firmes defensores de la educación pública, queda saber si Rectorado está con quienes hacen los recortes o con los que defienden la enseñanza pública.


Imagen del bloque del FEU-FEPV al final de la manifestación.

Imagen del bloque de la Comisión Feminista junto con el del FEU-FEPV al final de la maifestación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario